110

—Papá, los que no tienen sangre y babas… ¿qué pasa?

Deja un comentario