117

Entre sollozos, muy enfadado.

—¡Papá, tú no mandas! ¡El que manda es el alcalde!

Deja un comentario