102

Quitando las zapatillas, Telmo me reprende por quitarle primero la zapatilla derecha:

—¡No, primero esa y luego esa!
—Ah, pues lo hemos hecho al revés.
—Claro, para que mi imaginación vaya para allá —señalando a la izquierda—. Ahora va para allá —señalando hacia la derecha.

Deja un comentario