191

Hablamos de los dibujos de Simon Stalenhag y le cuento a Telmo una de las “historias del loop” en la que dos amigos juegan en el bosque y encuentran una esfera con una compuerta. Uno de ellos se mete dentro y descubre que la esfera tiene el poder de cambiar una persona por otra. Cuando sale de la esfera, él ya no es él, sino su amigo. Y su amigo es él. La esfera ha metido la mente de uno en el cuerpo del otro y viceversa.

Le pregunto a Telmo qué pasaría si nos encontráramos los dos con la esfera. Tras meditarlo un rato, me dice que sería un plan perfecto. Él dentro de mi cuerpo y yo en el suyo. Él podría jugar al ordenador y comer lo que le diera la gana, mientras yo tendría que ir al colegio y hacer los deberes.