22

septiembre de 2015

telmo tiene 2 años y 7 meses

— ¡Mira, Papá, estoy en casa!
— Pon, pon, ¿puedo entrar? Soy el lobo.
— No puedes.
—¿Y puedo soplar la casa?
— No. A recoger, sí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *