4

— ¡Eh, macho! —gritando como un energúmeno.
— ¿Quién te ha enseñado eso?
— Mamá.

Deja un comentario